Tal vez sea cada vez más frecuente asociar los problemas en nuestro suelo pélvico con la Fisioterapia, aunque hay quienes todavía son reacios a ello, por lo que en este artículo les mostraremos las ventajas que tiene un buen tratamiento de Fisioterapia sobre el Suelo Pélvico, y analizaremos los tópicos más frecuentes en nuestra sociedad.

Por ejemplo, se suele asociar la Fisioterapia en Suelo Pélvico al Posparto, y sí, es así, pero también hay más.

La Fisioterapia Pelviperineal es una disciplina terapéutica que permite evaluar y tratar disfunciones del suelo pélvico y de la esfera sexual (sí, de la esfera sexual), que acompañan a la mujer en el posparto y la menopausia y al hombre después de la cirugía de próstata.

Pero esto no termina aquí, también pueden necesitar un tratamiento preventivo las mujeres que no hayan dado a luz ni estén en periodo perimenopáusico, y también los hombres que no hayan ido a quirófano para que les realicen una prostatectomía.

¿Los niños? Sí, pueden tener problemas de suelo pélvico, como por ejemplo, si continúan orinándose en la cama con más de siete años (enuresis o incontinencia urinaria nocturna).

Y por último, pero no menos importante, también pueden necesitar tratamiento las mujeres que realizan deportes de alto impacto o hiperpresivos (running, tenis, atletismo, levantamiento de pesas, etc.).

Parece un campo más amplio de lo que esperábamos, ¿no?

Pues bien, ahora vamos a entrar en materia, ¿qué es lo ¨que te hacemos¨ en la consulta? Primero se procedería a hacer una valoración del suelo pélvico mediante una entrevista, en la que recogemos información relevante como tu salud general, tu profesión, tus hábitos, la dinámica vesical y de defecación, las relaciones…y una exploración física, en la que valoramos la musculatura del suelo pélvico, pelvis, abdomen, diafragma e incluso la postura.

A continuación, se establecen unos objetivos de tratamiento, en consenso con el paciente, y al turrón.

Nos gustaría comentar que un fisioterapeuta uroginecológico trata con pacientes de suelo pélvico a diario, y concibe el periné como una parte más del cuerpo (en cuento a la parte pudorosa y de tabú, se entiende), pero esto también incluye el cuidado especial y el bienestar e intimidad del paciente durante la valoración y a lo largo del tratamiento, tomando asimismo las oportunas medidas higiénicas, haciendo que el paciente se sienta cómodo dentro de un entorno profesional pero natural a su vez.

¿Qué ventajas tiene?

La primera, y muy importante, es que te estaría atendiendo un profesional especializado en suelo pélvico, capaz de ofrecer alternativas viables y reales para mejorar la calidad de vida.

No nos olvidemos de que nosotros también proporcionamos información en cuanto a cómo actuar en un paritorio, cómo cuidar el suelo pélvico y cómo mantenerlo en forma.

Podemos con esto, evitar futuras disfunciones, que ciertamente, en ocasiones pueden llegar a hacer que nos avergoncemos. Pero ni mucho menos, acude a tu Fisioterapeuta con total naturalidad y sigue sus indicaciones.

Nosotros te estamos esperando.