¿Qué recomendaciones debo seguir en el alta hospitalaria?

  • Dormir boca arriba, no de lado, con una almohada entre las piernas.
  • Subir la pierna siempre con la rodilla doblada.
  • Evitar cruzar las piernas y movimientos bruscos del cuerpo.
  • Sentarse con las piernas tocando la silla, con apoyo de las manos en los reposabrazos y adelantando la pierna operada, al igual que al levantarse.
  • Para subir las escaleras, se coloca/n el/los bastón/es en el peldaño superior, y se sube primero con la sana y después con la operada; para bajar justo al contrario.
  • El paciente se ayudará del pasamanos.
  • Llevar medias de compresión altas.
  • No conducir hasta pasados tres meses de la cirugía.
  • En el aseo, usar plato de ducha antes que bañera.
  • Utilizar un alza de 10-15 cms en el inodoro.

 

¿Cuándo podré volver a caminar?

  • Habitualmente, se puede realizar la bipedestación y la marcha desde el 1er y 2º día tras la intervención quirúrgica. Deberán realizarse desde la cama hasta una silla por lo menos 2 veces al día con ayuda técnica de andador, bastón o muleta y bajo la supervisión del fisioterapeuta.

Los siguientes días, realizar 3-4 paseos de 10 minutos como máximo y con largos descansos. Las ayudas técnicas se irán retirando bajo supervisión del fisioterapeuta y del médico.

  • Es importante destacar que éste tiempo es aproximado y no se da en todos los pacientes. Por ejemplo, un paciente con la capacidad de caminar antes de la cirugía conseguirá volver a hacerlo antes que otro sin cuya capacidad.