Preguntas frecuentes

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define en 1958 a la Fisioterapia como:

“El arte y la ciencia del tratamiento por medio del ejercicio terapéutico, calor, frío, luz, agua, masaje y electricidad. Además, la Fisioterapia incluye la ejecución de pruebas eléctricas y manuales para determinar el valor de la afectación y fuerza muscular, pruebas para determinar las capacidades funcionales, la amplitud del movimiento articular y medidas de la capacidad vital, así como ayudas diagnósticas para el control de la evolución”.

La Confederación Mundial de Fisioterapia (W.C.P.T.) realiza la siguiente definición, que fue suscrita por la Asociación Española de Fisioterapeutas en 1987:

“La Fisioterapia es el conjunto de métodos, actuaciones y técnicas que, mediante la aplicación de medios físicos, curan previenen, recuperan y adaptan a personas afectadas de disfunciones somáticas o a las que se desea mantener en un nivel adecuado de salud”.

El fisioterapeuta es el único profesional capacitado para emplear medios físicos en sus tratamientos, teniendo Titulación Oficial de carácter universitario regulada por el Ministerio de Educación y Ciencia.

Para ser fisioterapeuta se requiere una formación oficial universitaria que da acceso al título de Diplomado Universitario en Fisioterapia: es una diplomatura que permite al fisioterapeuta disponer de los conocimientos y habilidades necesarios para ejercer su profesión.

Además la formación de postgrado, la especialización y la experiencia profesional permiten una interminable ampliación de conocimientos que sin duda benefician a los usuarios de los tratamientos de fisioterapia, estando siempre en manos expertas y seguras.

Las herramientas de trabajo que le caracterizan son sus manos y el conocimiento de numerosas técnicas que aplica convenientemente para la recuperación de los pacientes.

Ciencia que estudia el envejecimiento en todos sus aspectos, tanto biológicos, como psicológicos o sociales, teniendo en cuenta su evolución histórica y los factores referidos a la salud de la persona mayor, clasificándose en tres grupos:

Gerontología experimental: estudia el envejecimiento a nivel de laboratorio.

Gerontología social: estudia los factores sociales que influyen sobre el envejecimiento.

Gerontología clínica: estudia las alteraciones de la salud de las personas mayores incluyendo dentro de este campo a la geriatría.

  • Mejorar la calidad de vida de las personas mayores.
  • Conocer las alteraciones de la salud que afectan a las personas mayores.
  • Evitar la aparición de la enfermedad, y en caso de que esta aparezca, poner en marcha todos los recursos necesarios para mejorar su pronóstico, disminuir su evolución o restablecer a la persona mayor a su estado de salud anterior.
  • Prevenir la discapacidad o restablecer en la medida de lo posible la capacidad funcional de la persona mayor, evitando la dependencia.
  • Fomentar los programas de educación sanitaria, prevención de patologías prevalentes y auto cuidado para llegar a un estado de vejez pleno.
  • Realizar una rehabilitación integral de manera precoz, para evitar la incapacidad funcional.
Es una rama de la medicina que se ocupa de la prevención y asistencia en las alteraciones de la salud, así como de la recuperación y reinserción de las personas mayores.